TITULO IV

DE LOS ALMACENES FARMACÉUTICOS

Volver

PARRAFO I (ARTS. 56-64)

ARTÍCULO 56°.- Almacén farmacéutico es todo establecimiento o parte de él destinado a la venta de los siguientes productos farmacéuticos:

  1. De venta directa;
  2. De venta bajo receta médica que se señalan en el Título X del presente reglamento y aquellos de este tipo cuya condición de venta así lo disponga en su Registro, y
  3. Accesorios médicos y quirúrgicos, elementos de primeros auxilios y curación. Deberán funcionar bajo la dirección de un "Práctico de Farmacia".

ARTÍCULO 57°.- A los almacenes farmacéuticos les estará prohibido, en toda circunstancia, la adquisición y/o venta de productos farmacéuticos no contemplados en el artículo anterior, de los sometidos a controles especiales y de venenos.

De la misma manera, a estos establecimientos les estará estrictamente prohibido la preparación y el despacho de fórmulas magistrales y oficinales.

Todas las recetas que prescriban productos farmacéuticos indicados en el Título X del presente reglamento, que sean despachadas en el establecimiento deberán archivarse en orden correlativo o cronológico, y mantenerse a disposición de la autoridad sanitaria.

ARTÍCULO 58°.- Para obtener la autorización de funcionamiento, instalación o traslado el interesado deberá presentar al correspondiente Servicio de Salud los siguientes documentos:

  1. Solicitud en que deberá constar la individualización del propietario o representante legal según el caso, ubicación del establecimiento y nombre del Práctico de Farmacia;
  2. La declaración del Práctico de Farmacia que asumirá la responsabilidad de la dirección del almacén farmacéutico, acreditando su calidad de tal y señalando su cédula de identidad y domicilio particular, y
  3. Copia autorizada de los instrumentos legales que acrediten el dominio del establecimiento.

ARTÍCULO 59°.- Todo propietario de un almacén farmacéutico deberá comunicar por escrito al Servicio de Salud correspondiente el cierre definitivo o temporal de su establecimiento.

ARTÍCULO 60°.- El horario de atención de los almacenes farmacéuticos será determinado por su propietario comunicado por escrito al correspondiente Servicio de Salud y anunciado al público mediante letrero colocado en lugar visible.

Los almacenes farmacéuticos no estarán sometidos a los turnos obligatorios dispuestos para las farmacias.

Sin embargo, en aquellas localidades en que no existan farmacias, el Servicio de Salud establecerá los turnos que considere adecuados para asegurar el abastecimiento de la población. En tales casos los turnos serán obligatorios para estos establecimientos, dando cumplimiento a las normas que sobre la materia, se establecen en el Párrafo V del Título II de este reglamento.

ARTÍCULO 61°.- La planta física de un almacén farmacéutico deberá estar en un local debidamente circunscrito y que permita asegurar el almacenamiento y conservación adecuada de los productos farmacéuticos.

Estos establecimientos exhibirán en la parte exterior del local el rótulo o letrero "Almacén Farmacéutico" con su nombre comercial.

Deberá colocar en lugar visible el nombre del Práctico de Farmacia responsable y la lista de productos farmacéuticos que están autorizados a comercializar.

ARTÍCULO 62°.- Los almacenes farmacéuticos están obligados a mantener en existencia, en forma permanente los productos señalados en el Petitorio de Farmacias que les está permitido expender.

ARTÍCULO 63°.- El almacén farmacéutico dispondrá de los siguientes textos:

  1. Un ejemplar del presente reglamento;
  2. Tratamiento de urgencia toxicológicas;
  3. Monografías de medicamentos, y
  4. Un ejemplar actualizado del "Listado de Alternativas Farmacéuticas de Productos Monodrogas Comercializados en el País".

ARTÍCULO 64°.- El almacén farmacéutico deberá poseer los siguientes registros oficiales:

  1. De inspección, para los efectos señalados en las letras b) y c) del artículo 19°.-, y
  2. De reclamos para lo señalado en el artículo 22°.- del presente reglamento.

PARRAFO II (ARTS. 65-73) Del Personal, sus Obligaciones y Responsabilidades

ARTÍCULO 65°.- El Práctico de Farmacia en el almacén farmacéutico será responsable de:

  1. Despachar personalmente las recetas médicas que prescriban productos sujetos a esta condición de venta indicados en el Título X;
  2. Velar porque el sistema de almacenamiento de los productos farmacéuticos asegure su conservación, estabilidad y calidad;
  3. Adiestrar al personal auxiliar y supervisar su correcto desempeño;
  4. Supervisar que en todo momento el funcionamiento y actividades del almacén farmacéutico se desarrollen dentro del marco de la legislación sanitaria vigente y que se cumplan todas las instrucciones que emanan de la autoridad sanitaria en relación con los almacenes farmacéuticos;
  5. Retirar de circulación los productos farmacéuticos a la fecha de su vencimiento, y
  6. Mantener al día el archivo de recetas mencionado en el artículo 57°.-.

ARTÍCULO 66°.- Se denominará "Práctico de Farmacia" a la persona que cuente con la autorización sanitaria para dirigir un almacén farmacéutico, previa comprobación de sus aptitudes y siempre que dé cumplimiento a los siguientes requisitos:

  1. Presentar certificado de antecedentes vigente;
  2. No haber sido sancionado por infracciones al presente reglamento;
  3. Haber rendido satisfactoriamente el 4°.- año de enseñanza media o estudios equivalentes, calificados por el Ministerio de Educación Pública.
  4. Tener calidad de Auxiliar de Farmacia y haberse desempeñado como tal, a lo menos, durante diez años, y
  5. Rendir satisfactoriamente un examen de competencia ante la autoridad sanitaria.

ARTÍCULO 67°.- El examen de competencia se rendirá ante una comisión formada por los siguientes profesionales:

Los integrantes de la comisión se inhabilitarán por la circunstancia de haber sido o ser actualmente empleador o jefe directo del interesado, procediéndose a su inmediato reemplazo por el funcionario de la especialidad que determine el Director del Servicio.

ARTÍCULO 68°.- Para someterse al examen a que se refiere el artículo anterior, el interesado elevará una solicitud al Director del Servicio de Salud que corresponda, en la que se individualice con su nombre completo, número de cédula de identidad y gabinete que lo extendió, así como un certificado del Servicio de Salud que acredite su calidad de Auxiliar de Farmacia.

Dicha solicitud deberá ser acompañada de los siguientes documentos:

  1. Certificado de antecedentes vigente;
  2. Certificado de nacimiento;
  3. Certificado de estudios otorgados por autoridad competente;
  4. Uno o más certificados de dueños de farmacia, directores técnicos o ex directores técnicos de farmacia, en los cuales se acredite el tiempo servido como Auxiliar de Farmacia;
  5. Un certificado de la institución previsional respectiva que acredite que el interesado se ha desempeñado como empleado de algún establecimiento farmacéutico al menos durante diez años, y
  6. Dos fotografías tamaño carnet, con el número de éste.

ARTÍCULO 69°.- El examen versará sobre las materias que a continuación se indican:

  1. Aritmética, en especial sobre sistema métrico decimal;
  2. Acciones farmacológicas, reacciones adversas, indicaciones y contraindicaciones de los productos farmacéuticos que contiene el Título X;
  3. Condiciones adecuadas de almacenamiento de los productos termolábiles;
  4. Acción terapéutica y contraindicaciones de los medicamentos que están autorizados para vender;
  5. Dosis de los fármacos de uso habitual y de los de manejo prudencial, y
  6. Reglamentación farmacéutica.

ARTÍCULO 70°.- Si el candidato aprueba el examen, el Director del Servicio correspondiente dictará una resolución otorgándole la calidad de Práctico de Farmacia, la que se comunicará a todos los Servicios de Salud del país.

ARTÍCULO 71°.- Si el postulante fuere reprobado en el examen, el Servicio de Salud dictará la resolución correspondiente, la que se comunicará también a los Servicios de Salud del país. En todo caso, el afectado sólo podrá repetir el examen después de transcurrido un año desde la fecha de la primera prueba.

ARTÍCULO 72°.- El Servicio de Salud respectivo podrá, previo sumario sanitario, cancelar la autorización de Práctico de Farmacia, mediante resolución notificada al afectado y a su empleador y comunicada a todos los Servicios de Salud del país.

ARTÍCULO 73°.- De las infracciones al cumplimiento de las disposiciones de este Título serán responsables además del propietario del establecimiento el Práctico de Farmacia director y el respectivo proveedor, de acuerdo a las normas generales que gobiernan la materia.