Dictamen Nº22374/2004

 

Director de Servicio de Salud actuó conforme a derecho al establecer distintos mecanismos de control de la jornada de trabajo de su personal. ello, porque la autoridad administrativa esta facultada para fijar el o los sistemas que considere adecuados destinados a controlar la asistencia a sus labores de los funcionarios de su dependencia y senalar, según las tareas de cada estamento, el régimen al que deben quedar sujetos. No procede efectuar descuentos de sus remuneraciones a empleados que se desempeñan efectivamente durante toda la jornada fijada por la superioridad, pero no cumplen los sistemas de control horario establecidos. esto, pues solo corresponde hacer descuentos de las remuneraciones por el tiempo durante el cual no se haya trabajado realmente. tales servidores no infringen las obligaciones relativas al cumplimiento de la jornada laboral, sino la contemplada en art/55 lt/f de ley 18834: obedecer las órdenes impartidas por el superior jerárquico, cuya inobservancia puede sancionarse conforme art/114 y siguientes del mismo texto legal

Dictamen Nº20246/2001

 

no se advierte inconveniente jurídico alguno para que en el servicio de vivienda y urbanización que indica, se implemente un sistema de control de asistencia biométrico del cual queden excluidos ciertos funcionarios, los que, en todo caso, deben quedar afectos a otro mecanismo de fiscalización horaria. Ello, porque corresponde a las jefaturas de los organismos públicos implementar el método que estimen conveniente para verificar el cumplimiento de la jornada de trabajo de sus empleados, tal atribución permite a la autoridad superior de un servicio fijar diversos sistemas de control de asistencia y también precisar las distintas categorías de empleados que, atendida la naturaleza de las funciones que desempenan, han de quedar incluídos en uno u otro, así, en la situación en estudio, debe establecerse otro mecanismo objetivo de registro de asistencia para el personal marginado del sistema de control biométrico en razón del caracter de sus tareas, no únicamente de la jerarquia que poseen. Lo anterior, considerando que no es posible aplicar un mecanismo de control horario al que quede sujeto solo un grupo de servidores, eximiendo de todo tipo de fiscalización a otros. esto, por cuanto constituiría una discriminacin arbitraria, pues todos los funcionarios se encuentran en la obligacion de cumplir la jornada de trabajo y de ejercer permanentemente su cargo

 

N° 19.550 28-V-2001

Don XX, funcionario de Servicios Generales del Instituto Nacional del Tórax, a contrata, grado 25 EUS., se ha dirigido a esta Contraloría General solicitando un pronunciamiento acerca de la procedencia del descuento efectuado a sus remuneraciones en el mes de febrero de este año. Señala que en dicho mes se le descontó la suma de $3.300, por cuanto el día martes 30 de enero de 2001, no marcó la salida en el reloj control, y no obstante la justificación posterior por su jefe directo, esta explicación se consideró tardía.

Solicitado su informe, el Director del Instituto Nacional del Tórax, ha señalado que los funcionarios se encuentran en conocimiento que la falta de timbraje en la tarjeta de Reloj Control a la entrada o salida se considera jornada laboral incompleta con inasistencia injustificada de medio día y que los descuentos se concretan cuando el funcionario justifica su inasistencia con posterioridad a los tres días hábiles autorizados al efecto. Con tal objeto, adjunta diversos documentos.

Ahora bien, la reiterada jurisprudencia de este órgano de Control contenida, entre otros, en Dictámenes N°s. 15.458, de 1992; 47.959 y 26.782, de 1999 y 5.902, de 2000, ha señalado sobre la materia, en lo que interesa, que no procede el descuento de remuneraciones respecto de aquellos funcionarios que omiten marcar su ingreso o salida mediante el sistema informático adoptado por el servicio, ello, porque el empleado que desempeña efectivamente sus servicios dentro del horario determinado por la superioridad y no obstante no da cumplimiento a la obligación señalada, no infringe sus deberes relativos al cumplimiento de la jornada de trabajo, por lo que no procede el descuento de remuneraciones una vez comprobado que prestó sus servicios dentro de su horario de trabajo, ya que éste, corresponde por el tiempo durante el cual no se hubiere efectivamente trabajado.

Agrega la referida jurisprudencia, que sin desmedro de lo anterior, la circunstancia que el servidor no dé cumplimiento a los controles horarios fijados por la superioridad, aun cuando desempeñe sus servicios dentro de la jornada, constituye una infracción a la obligación del artículo 55 letra f) de Ley N° 18.834, esto es, no obedecer las órdenes impartidas por el superior jerárquico, cuya inobservancia puede sancionarse conforme al artículo 114 de aquel texto, haciendo efectiva la responsabilidad administrativa que corresponda.

Por otro lado y en cuanto a la referencia que ese servicio efectúa al Oficio N° 25.434, de 2000, que contiene el informe evacuado luego de la visita que realizara este Organismo a ese Establecimiento, cabe manifestar que esta Contraloría General, específicamente en el punto N° 4 , sobre Control de Jornada, solo advierte que en el Instituto Nacional del Tórax el control de asistencia del personal afecto al Estatuto Administrativo se ejerce mediante una tarjeta de reloj y que tal procedimiento se encuentra ajustado a la normativa legal que faculta a los jefes de los servicios establecer este tipo de control, haciendo notar que debe asignarse a dichas tarjetas la jornada que debe cumplir el funcionario, dada la variedad de turnos existentes, y que en cuanto al personal médico, se constataron ciertas irregularidades por falta de control, de acuerdo a lo que en dicho oficio se expone.

En consideración a lo antes expuesto y disposiciones legales aplicables, es dable concluir que no corresponde el descuento en las remuneraciones de un funcionario cuando ha quedado establecido que cumplió con su jornada habitual, no obstante haya olvidado marcar la salida en su sistema de Reloj Control, por no corresponder tal medida administrativa en derecho.

 

Dictamen Nº37191/2000

 

universidad se ajustó a derecho al establecer distintos mecanismos de control del cumplimiento de la jornada de trabajo del personal de su dependencia, al tratarse de una diferenciacion sustentada en la distinta naturaleza de las funciones de los diversos servidores. ello, porque conforme art/1 de la constitucion, se reconoce la igualdad de la persona humana en sus derechos, mientras que el inc/2 del num/2 del art/19 de la carta fundamental, establece el principio de interdiccion de la arbitrariedad en el ordenamiento juridico al senalar que ni la ley ni autoridad alguna podran establecer diferencias arbitrarias, por lo que, la autoridad administrativa, en el ejercicio de sus facultades, no puede efectuar discriminaciones o distinciones arbitrarias, esto es aquellas que no tengan fundamento juridico o carecen de una motivacion o fundamento racional. enseguida, la autoridad de cada reparticion podra establecer el o los sistemas que considere adecuados para el control de asistencia a sus labores de los funcionarios de su dependencia y senalar, según las tareas que cada estamento desempeñe, los servidores que quedarán sujetos a uno u otro sistema. asimismo, los articulos 55 lt/d y 59 inc/3 de ley 18834, obliga a todos los funcionarios públicos a cumplir su jornada de trabajo y ejercer permanentemente su cargo, por lo que, salvo excepción legal, no procede que la aplicación de un determinado sistema de control horario al que quede sujeto cierto grupo de funcionarios, origine ventajas para estos, ni menos que haya personas ajenas a todo tipo de control, dado que ello constituiría una arbitrariedad y no una distincion razonable de aquellas que faculta el ordenamiento jurídico. no obstante lo anterior, la disposicion del reglamento interno de control de asistencia de la casa de estudios que exime de control de asistencia a los cargos que indica, en el sentido que el cumplimiento de su jornada de trabajo asignada se verificara mediante el cumplimiento de objetivos, bajo la fiscalizacion directa del superior jerárquico inmediato, no puede significar que dichos empleados no cumplan íntegramente su jornada laboral considerando que por una parte ello importaría establecer arbitrariamente en su favor una ventaja, y por otra, que los citados artículos 55 lt/d y 59 inc/3 de ley 18834, imponen a todo servidor público, con las excepciones previstas expresamente en la ley, la obligación de cumplir la jornada de trabajo y de desempeñar el cargo permanentemente, no consultando una forma alternativa del cumplimiento del deber.

 

Dictamen Nº10878/2000

 

confirma dictamen 41507/99 que concluyera que la existencia de un sistema desigual de control horario para una misma categoría de personal, hace improcedente la aplicación del factor atrasos en el procedimiento de desempate previsto por dto 1523/98 hacienda, para el otorgamiento del incremento por desempeño individual en la asignación de modernización que contempla ley 19553. ello, porque el criterio relativo a la aceptación de sistemas de control horario diversos, no se ha visto alterado en las conclusiones del oficio recurrido, sino que se ha precisado que, acorde a las exigencias fijadas por el mecanismo de desempate que contempla el reglamento de citada ley, no es posible aplicar sistemas desiguales de control tratándose de funcionarios de una misma categoría que desarrollan las mismas funciones, puesto que el factor atrasos debe ser empleado para romper la igualdad en los empates que se produzcan, contabilizando horas y minutos de aquellos, con lo cual la menor fracción de tiempo es util para establecer las diferencias. considerando la importancia de disponer de un registro preciso del factor en análisis, si bien el sistema de libro de asistencia posee la confiabilidad requerida para fijar un cuadro general de comprobación de puntualidad, no es menos cierto que, respecto del registro exacto de minutos de atraso no posee en el caso la misma fidelidad, según los propios antecedentes acompañados por la direccion del trabajo, en los cuales consta que el tiempo de inicio de la jornada estampada en los libros de registro con indicacion de cantidades de minutos nunca se ha registrado con cifras inferiores a multiplos de cinco. finalmente y en relación a la factibilidad de que la regularización del citado proceso alcance solo a los recurrentes que hicieron la consulta sobre el tema en su oportunidad, se reitera igualmente que no es posible desatender el carácter unitario y global del procedimiento, lo que forzosamente determina su revisión total dentro del estamento que corresponda



 

 

Dictamen Nº39155 año 2001

 

hospital con dos sistemas de control horario, el de tarjeta de reloj control y libro de firmas, no puede utilizar para desempatar calificaciones y otorgar la asignacion de estimulo y desempeno funcionario establecida en art/1 de ley 19490, el factor atrasos. ello, porque si bien el art/4 del dto 117/97 de salud, contempla como criterio de desempate de las calificaciones los atrasos registrados en el periodo calificatorio, medidos en horas y en minutos, no procede utilizarlo si no se cuenta con la informacion exacta relativa a las horas y minutos de atrasos de los funcionarios de igual calificacion, pues la aplicacion de ese factor y su procedimiento se basa en antecedentes objetivos e imparciales, de manera que aquel requiere un control horario uniforme que permita a la autoridad evaluar el desempeno de los empleados que esten en situacion de percibir el beneficio de un modo objetivo e imparcial, con el objeto de garantizar su pago a quienes cumplieron los criterios y conductas promovidas por el legislador al instituir la asignacion, por lo que, de la existencia de dos sistemas de control horario no se evidencia clara, indubitable y uniformemente la cuantia de los atrasos de los trabajadores. finalmente, cuando no proceda utilizar ese criterio de desempate, debera recurrirse al factor antiguedad de los empleados y si persiste la igualdad, correspondera al presidente de la junta calificadora adoptar la decision

 

Dictamen Nº7687/2003

 

El art/4 del dto 117/97 de Salud, reglamento de la ley 19490, señala un procedimiento reglado para resolver los empates que puedan producirse entre varios funcionarios aspirantes a obtener la asignación de estímulo por experiencia y desempeño funcionario. tal procedimiento contempla, entre otros, el factor atrasos medido en horas y minutos, el que se aplicara cuando el sistema de control sea idóneo para los fines de que se trata, esto es, mientras permita a la autoridad evaluar el desempeño de los funcionarios que se encuentren en situación de percibirla, de un modo objetivo e imparcial, a fin de garantizar que su pago se realizara a quienes efectivamente han cumplido los criterios y conductas que pretendió promover el legislador al instituir la asignación